martes, agosto 30, 2011

DE INCÓGNITO

4 comentarios:

Sergio dijo...

Cuidado no se te meta un camello en el ojo.

Chalkiria dijo...

Si es que hay gente que ve antes un narcotraficante forrado (que ha puesto precio a tu cabeza, por el que tienes que cambiar de identidad, empeñado en el entrar en el reino de los cielos) en el ojo ajeno que la viga del pajar en el propio.

virginova dijo...

jajjaja... Estás sembrada. Hacía tiempo que no leía varios seguidos sin poder cerrar la cremallera de la sonrisa. :-))

Chalkiria dijo...

Pues me alegro de que hayas podido encadenar varios seguidos que, con el ritmo de publicación que llevo últimamente, es harto difícil. A ver si saco más tiempo e inventiva de donde sea.